Guaya india (guaya, uayum, uayab, keneb)

Nombre Científico Talisia olivaeformis (Kunth.) Radlk.
Familia Sapindáceas
Ver más
Plantas del Nuevo Mundo
La guaya es originaria de las regiones tropicales húmedas de América. Se distribuye desde México a través de Centroamérica hasta Colombia, Venezuela, Ecuador y oeste de Brasil. Botánicamente se denomina como Talisia olivaeformis (Kunth.) Radlk. y pertenece a la familia de las Sapindáceas.

Las hojas son paripinnadas, de 5 a 15 centímetros de largo, verde oscuras, coriáceas, compuestas por 1 a 2 pares de hojuelas elípticas, oblanceoladas u obovadas, de 3 a 8.5 centímetros de largo por 1.5 a 4.5 centímetros de ancho, con el ápice agudo o redondeado y la base aguda.

La especies es dioica, con árboles masculinos y femeninos. Las flores son  ligeramente perfumadas, con 4 a 5 pétalos de color crema, de unos 3 a 4 milímetros de largo, elípticos, agudos, vilosos.

El fruto de la guaya es una baya globosa, de 1.5 a 2.5 cm de largo, terminada en una punta aguda. La cáscara es coriácea, de color verde amarillento en la madurez y se encuentra rodeada por una fina pubescencia. Cada fruto contiene una semilla.  ovoide de unos 12 a 15 mm de largo, por 12 a 14 mm de diámetro la cual está rodeada por un arilo de color naranja, carnoso, suculento y agridulce.

La madera de la guaya no recibe usos industriales. Localmente es utilizada para leña, construcciones rurales y elaboración de mangos para herramientas agrícolas. Se recomienda para la fabricación de palillos de dientes, partes de muebles, culatas para armas de fuego y decoración de interiores.

La planta produce un exudado gomoso con aplicaciones en la industria farmacéutica, cosmética y alimenticia para prevenir la corrosión, la cristalización del azúcar y estabilizar productos congelados y como componente en la elaboración de productos dietéticos, dulces, derivados lácteos, bebidas gaseosas, grageas, tabletas, emulsiones, cremas, pinturas, jarabes y suspensiones. El arilo de la semilla es comestible y en algunas localidades es sumamente apreciado como complemento alimenticio.

El árbol es cultivado como frutal de traspatio y con frecuencia es plantado como ornamental y de sombra en calles y avenidas. El árbol es un componente tradicional de las huertas y solares campechanos.